Toda empresa que quiera tener presencia en el mundo móvil para poder mantener una comunicación bidireccional y fluida con su público objetivo, que le permita posicionarse en su segmento de mercado, logrando una elevada tasa de conversión de clientes necesita contar con su propia aplicación móvil; para nadie en un secreto la gran cantidad de aplicaciones móviles a que se tiene acceso hoy día.

Incluso muchos emprendedores deciden crear sus propias aplicaciones móviles y lanzarlas en el mercado a través de las principales tiendas virtuales, esto les puede generar ingresos por el volumen de descargas y uso, además en el caso de las aplicaciones para dispositivos móviles Apple se puede obtener ingreso con el costo de descarga, por lo que existe una tendencia a desarrollar una app iOS.

No obstante para desarrollar una aplicación se requiere de conocimientos de programación en el lenguaje que se quiera crear, así como de cumplir con una serie de etapas o fase que se deben cubrir en forma ordenada, por lo que en el presente post queremos enfocarnos en las fases para desarrollar una app iOS.

Tener una idea original

Una aplicación para empresas o negocios nace de una idea, se trata de descubrir un problema o necesidad y buscar la forma de darle una solución eficiente y rentable con una app, se trata de añadir un valor para los clientes y prospectos, brindándoles un canal de comunicación o de ventas, con la finalidad de aumentar la tasa de conversión y de fidelización de clientes.

También las empresas necesitan desarrollar una aplicación iOS para agilizar algunos de sus procesos internos, dado que los dispositivos móviles se han convertido en una poderosa herramienta de trabajo.

Una tendencia muy actual es buscar una idea original para crear una aplicación de juegos o una divertida y casual, que una vez creada y lanzada en App Store le permita a su creador o creadores obtener ingresos, las empresas también desarrollan este tipo de app para conectarse con su público objetivo de una manera divertida.

Planificación del proyecto

Una vez se ha comprobado que la idea es funcional y puede convertirse en un aplicación exitosa, entonces se entra en la etapa de planificación, es necesario comprender cómo cada parte de la aplicación debe interactuar con las otras, para saber cómo va funcionar la app en el universo móvil, hay que resolver todos lo detalles relacionados con cada función que se incluye en la app.

Se necesita planificar además, el desarrollo del MVP (Producto Mínimo Viable), los cronogramas de trabajo, entre otros aspectos relevantes. Esta etapa es esencial, ya que aparte de permitir delinear por completo la aplicación nos ayuda a definir los pasos necesarios para desarrollar una app iOS y determinar su costo real.

Desarrollo de la aplicación

Todas las aplicaciones que han sido desarrolladas necesita de un prototipo o Wireframe que permita saber si la app cumple todos los requisitos que exige iOS, en esta etapa también se diseña la interfaz, así como la hoja de ruta de navegación de los usuarios; también es importante crear un boceto de los diagramas de datos, los API’s y los servidores.

Es importante cuando se crea el prime boceto, tener clara la usabilidad que vamos a ofrecer. Por ello, se debe de realizar un user flow, o flujo de usuario. En el, sabremos que camino y comportamiento va a seguir siempre el usuario para poder optimizar la app, como hace Appcinking, cuando se dedica al desarrollo de apps para iOS. De esta forma, toda empresa o desarrollador se asegura que se consiga el objetivo que se tiene en mente.

Pruebas y plan de testing

Una vez se ha desarrollado la app para iOS es necesario realizar las pruebas pertinentes que permitan determinar su nivel funcionalidad, en esta etapa se descubren algunos fallos que es necesario resolver antes del lanzamiento de la aplicación, estos fallos se revelan a través de diversos testeos que permiten un feedback necesario para mejorar la app.

Publicación en App Store de Apple

Una vez la aplicación ha sido probada satisfactoriamente, es decir cumple con todos los requerimientos, se procede a publicarla en APP Store, el market de Apple, para que este proceso no se complique hay que asegurarse que la aplicación cumpla con las políticas y regulaciones que impone iOS.

Una vez publicada, toda aplicación necesita de un mantenimiento planificado para mantenerla funcionando de manera óptima; además siempre hay que hacerle actualizaciones y agregarle nuevas funcionalidades.